¿Qué es el ABA?

5 mins Leer

Blog Banner

Resumen

El ABA, o análisis conductual aplicado, es una ciencia y una técnica que se enfoca en comprender y mejorar las conductas socialmente significativas. Los profesionales del ABA se concentran objetivamente en comportamientos definidos, usan intervenciones para mejorar el comportamiento y analizan la relación entre la intervención y el mejoramiento de la conducta. En pocas palabras, el ABA descubre qué en el entorno está controlando el comportamiento y desarrolla procedimientos para cambiar el comportamiento en función de lo descubierto. Lo que realmente distingue al ABA de otras terapias y modalidades es su apego a la concentración, los objetivos y los métodos.

Hay varios conceptos erróneos sobre el ABA, que esta publicación abordará uno por uno. El ABA no es un soborno, ni se concentra únicamente en conductas problemáticas, ni es experimental.

El ABA es una ciencia

Esto significa que los profesionales del ABA siempre deben seguir las actitudes de un científico, cuestionando continuamente la veracidad y la efectividad de los procedimientos implementados. Si los datos muestran que el tratamiento no es efectivo, los profesionales deben hacer la transición a otra práctica alternativa basada en la evidencia.

El ABA se basa en evidencia e investigación

Cualquier intervención que se utilice al proporcionar los servicios del ABA se debe derivar de los principios básicos del ABA y contar con artículos de investigación que respalden su eficacia. Si actualmente están recibiendo servicios del ABA en su familia, puede solicitar investigaciones y hacer preguntas sobre las diferentes intervenciones que se están implementando.

El ABA se concentra en lo socialmente significativo

Los comportamientos a aumentar o reducir son importantes y están individualizados según las necesidades de los pacientes. Las habilidades y los comportamientos a modificar deben ser relevantes para las relaciones sociales del paciente, ser apropiados para su edad y deben aumentar la independencia del paciente y el acceso a su entorno. Por ejemplo, si su hijo muerde a otros niños en la escuela y se le debe sacar del aula debido a esto, trabajamos en ese comportamiento (morder) para asegurarnos de que continúe teniendo acceso a su entorno (la escuela- el aula).

ABA usa el reforzamiento. ¡El reforzamiento no es soborno!

Refuerzo es todo lo que sigue a una conducta que aumenta la probabilidad de que esta vuelva a ocurrir en el futuro. Los profesionales utilizan acciones u objetos como recompensa para el paciente que realiza una acción. Los profesionales a menudo también usan la acción u objeto como motivación para que el paciente complete una tarea, por ejemplo: «Si terminamos esta hoja de trabajo, ¡podemos ir a jugar en el columpio durante cinco minutos!» El acto de soborno supone que ambas partes reciben algo en un intercambio, mientras que el acto de refuerzo es un motivador y se centra únicamente en una de las partes: el paciente.

El ABA se concentra en habilidades y en conductas

Aunque los profesionales trabajan para disminuir las conductas inadaptadas, lo hacen reforzando las alternativas apropiadas. Significa que, si un paciente grita porque quiere la atención de su familia, los profesionales pueden enseñarle a pedir atención utilizando palabras, señas, imágenes o gestos. Al enseñar una conducta y una habilidad alternativas apropiadas, los profesionales pueden prestar atención a la habilidad recién aprendida y no a los gritos.

El ABA evalúa el entorno

En primer lugar, los profesionales deben observar lo que sucede en el entorno de un paciente. Significa no solo observar el comportamiento, sino también qué evento sucede antes y después. Al evaluar estos eventos, los profesionales podemos descifrar la funcionalidad o la razón de por qué ocurre el comportamiento. Después de recopilar la evidencia detrás de esta funcionalidad, se puede desarrollar un tratamiento para la conducta. Por ejemplo, su hijo tiene dificultades con las transiciones (de jugar a dormir la siesta, del parque a ir a casa, etc.). Podríamos incorporar un horario visual, dar recordatorios e incluso usar cronómetros (si es necesario) para ayudar a su hijo a comprender lo que viene a continuación. De esta manera, modificamos «el entorno» para ayudar con la conducta.

Cuando se usa de la manera correcta, el ABA puede ser tremendamente beneficioso para todos los grupos de edad, y con diferentes rangos de habilidades. Al individualizar, evaluar y utilizar prácticas basadas en la evidencia, los profesionales pueden fomentar el cambio de conducta socialmente significativa y enseñar habilidades funcionales.

 

Baer, D. M., Wolf, M.M., & Risley, T.R. (1968). Some current dimensions of applied behavior BEHVO 424 Introduction to Behavior Analysis. Journal of Applied Behavior Analysis, 1(1), 91-97. doi: 10.1901/jaba.1968.1-91 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1310980/pdf/jaba00083-0089.pdf

Cooper, J. O., Heron, T. E., & Heward, W. L. (2014). Applied behavior analysis. Harlow: Pearson.

Deja Un Comentario

    Más Blogs

    Conozca más datos interesantes sobre ABA leyendo nuestros blogs.

    3 min Leer
    Su Aquipo de Terapia de ABA
    3 Min Leer
    Why Speech is Important in a Child’s Development of Executive Functioning Skills
    3 min Leer
    ¿Cuál es La Mejor Estructura Para Una Sesión de ABA?