¿Cuál es La Mejor Estructura Para Una Sesión de ABA?

3 min Leer

Blog Banner

Primero, ¿qué entendemos por estructura de sesión en términos de ABA? Es la forma en que se lleva a cabo una sesión de forma programada. Las sesiones de terapia ABA pueden variar de dos a cuatro, o incluso seis horas. Esto varía según las necesidades y la disponibilidad de su hijo. Tener una combinación de diferentes técnicas a lo largo de la sesión le brinda a su hijo el mayor beneficio. Si nos sentáramos en una sesión y simplemente trabajáramos en la mesa, los niños podrían aburrirse o la terapia podría volverse aversiva; por lo tanto, tener una buena combinación entre diferentes técnicas es importante para mantener a su hijo motivado, comprometido y brindarle la mayor cantidad de oportunidades para aprender.

Intervención entre entornos

La mejor estructura de una sesión también depende de dónde la llevemos a cabo. Por lo general, tenemos tres entornos específicos: la escuela (pública, guardería privada o preescolar), en casa o incluso en una clínica o programa en un centro. La realización de sesiones en cualquiera de estos entornos puede tener diferencias, pero en general, la estructura de la sesión debería ser similar. Tenemos diferentes cosas que incorporamos en una sesión que ayudan a que la misma se desarrolle sin problemas y hacen de ella una experiencia no rígida sino algo lúdico y divertido para su hijo. Independientemente del lugar donde se lleve a cabo la sesión, es importante moverse dentro del entorno. Por ejemplo, si estamos en una sesión en casa podríamos hacer algunas actividades en la sala de juegos, otras en la cocina, también podríamos incorporar algunas rutinas de la vida diaria en el baño, como lavarse los dientes o vestirse. Moverse por el entorno ayuda con la generalización y permite que los niños practiquen diferentes habilidades.

Enseñanza naturalista

Uno de los principales y más importantes componentes de cualquier sesión de ABA es la enseñanza naturalista. Usamos eventos o elementos cotidianos que suceden en cada entorno para enseñar diferentes habilidades. Por ejemplo, si estamos en una casa y salimos a caminar, es posible que veamos una mariposa. Probablemente no tengamos el etiquetado de «mariposa» como objetivo. Sin embargo, de todas maneras, vamos a mirar la mariposa y a etiquetar las cosas que suceden a su alrededor, como: “¡Oh, guau! ¡Mira! ¡Hay una mariposa!” o “¡Está volando! ¡Tiene alas!”, o “¡Es naranja y negro!”. Entonces, solo durante ese fragmento de tiempo, estamos trabajando en acciones, colores, el objeto en sí, que en este caso sería la mariposa. Todas esas cosas se trabajan en esos cuatro o cinco segundos en los que estamos enseñando.

Ensayo discreto

Otro componente importante de una sesión de ABA es lo que llamamos ensayo discreto. Este es uno de los estándares de oro dentro de las sesiones de ABA para niños con cualquier tipo de retraso en el desarrollo o deterioro cognitivo. Aquí, estamos enseñando mediante ensayos (práctica, práctica, práctica). Esta técnica a menudo se realiza en una mesa, pero se puede y se debe utilizar en diferentes entornos e interacciones. Cuando vemos una mariposa, decimos: “¡Oh, mira! ¡Es una mariposa! ¡Una mariposa! ¿Qué es eso? ¡Una mariposa!”, o “¡Guau! ¡Es de color rojo! ¡Color rojo! ¿De qué color es? ¡Color rojo!». En resumen, estamos repitiendo mediante el ensayo las cosas que estamos enseñando. Vamos a practicar por repetición durante esa sesión. Esto le permite a su hijo entender la respuesta correcta porque aprende por repetición. Dentro del ensayo discreto, también incorporamos la enseñanza sin errores, lo que significa que queremos evitar que su hijo cometa errores, por lo que le damos la respuesta, le pedimos que responda o le mostramos algo que le dará una idea hasta que lo domine y aprenda a responder por sí mismo.

Implicación de los padres

La implicación de los cuidadores en la sesión juega un papel importante en el progreso de un niño. Esto permite que el RBT, o quien esté prestando el servicio directo (BCBA o RBT, probablemente el RBT), comparta con los padres y cuidadores lo que está sucediendo y cómo proceder para reforzar los comportamientos positivos. Durante este tiempo, también podríamos trabajar en las habilidades de juego, cosas que permitirán que su hijo interactúe con usted o con sus cuidadores de manera apropiada. También nos permite tener un tiempo estructurado en el que la capacitación de padres o cuidadores se puede realizar directamente con su hijo. El mayor componente de esto es que realmente les permite a ustedes, los padres, continuar con estas herramientas y técnicas fuera de la sesión.

Oportunidades sociales

En cada sesión, parte de cada sesión, debería haber muchas interacciones sociales. Creamos estas interacciones entre nosotros, su hijo y nosotros, los proveedores, pero también deberíamos tener acceso a diferentes personas dentro de la sesión. Sabemos que uno de los principales déficits de los niños con excepcionalidades son sus habilidades sociales. Digamos que cuando le preguntamos a su hijo su nombre, él o ella sabe cómo responder. Al intercambiar información en un entorno menos controlado, como cuando alguien les hace una pregunta, consideran que, siendo desconocidos, son peligrosos. En esta misma área, también trabajamos con niños que son estudiantes más avanzados que se mantienen enfocados en el tema, para asegurarnos de que puedan ser apasionados e interactuar con sus compañeros. En general, lo importante es que su hijo pueda socializar con las personas que lo rodean.

Deja Un Comentario

    Más Blogs

    Conozca más datos interesantes sobre ABA leyendo nuestros blogs.

    3 Min Leer
    How to Transform Echolalia into Functional Communication
    abcs of aba
    3 Min Leer
    El ABC de ABA
    3 Min Leer
    Why Speech is Important in a Child’s Development of Executive Functioning Skills